Las grandes ventajas de los suelos porcelánicos

Suelos porcelánicos

Las grandes ventajas de los suelos porcelánicos

El mundo de los azulejos ha sufrido una verdadera revolución con la aparición en el mercado de los denominados suelos porcelánicos. La gran ventaja de este tipo de azulejos para revestir los suelos es su gran dureza y resistencia. No se decoloran ni  sufren ningún tipo de desgaste, idóneo por estas cualidades, para ser instalados en establecimientos abiertos al público o en lugares de gran tránsito de personas.

Los suelos porcelánicos son bastante similares a los azulejos cerámicos, pues  la materia prima es la arcilla y otros materiales naturales, la diferencia radica en el proceso de fundición, donde se potencia su resistencia y durabilidad.

¿Quereis saber las ventajas de los suelos porcelánicos en relación a otro tipo de azulejos? Os las mostramos:

Dureza y densidad de los suelos porcelánicos

Para lugares con mucho tránsito de personas, ya sea en lugares públicos o privados, los suelos porcelánicos son los más recomendados al ser más duros, resistentes y densos que cualquier otro tipo de resvestimiento. Los azulejos porcelánicos debido a su alta densidad, son generalmente más pesados y más difíciles de cortar y perforar.

Aptos para exterior: resistente a heladas y altas temperaturas

Este tipo de suelos son resistentes a altas temperaturtas y a heladas, aptos para terrazas, patios o cualquier lugar que se encuentre al exterior.

Los suelos porcelánicos tienen alta resistencia a la rotura

La gran ventaja de los suelos porcelánicos es que no se deterioran, ni sufren desgaste o rayaduras aunque haya un tráfico intenso. Los porcelánicos contienen menos arcilla y más feldespato (mineral) por lo que tienen alta resistencia a la rotura.

Menos absorbente a cualquier tipo de manchas

Tienen un bajo poder de absorción y, por ello, al tratarse de una superficie poco porosa no se manchan aunque se viertan bebidas, comidas o cualquier sustancia química.

Suelos porcelánicos de fácil limpieza y mantenimiento

Los suelos porcelánicos son fáciles de limpiar y de mantener a largo plazo, basta con utilizar un producto jabonoso o pasar una simple mopa, sin que sea necesario encerarlo, pulirlo o sellarlo.

En Molina Caballero contamos con una amplia gama de suelos porcelánicos de distintos estilos: desde los más modernos, de imitación a madera o a la piedra hasta de estilo rústico.